Por los pueblos del país vecino, Carmelo, Uruguay

Carmelo

Relajarse, desconectar, viajar en el tiempo, del otro lado del charco todo es diferente: a dos horas y media en ferry desde Tigre, Carmelo nos da la bienvenida con un arroyo, viñedos, árboles nativos y bosques de pinos. Es la oportunidad para sentir el corazón del tannat, la uva emblema de Uruguay, intensa y potente para acompañar a las carnes de este terroir. El Full Day Tour Wine Experience de Cacciola incluye traslado, almuerzo y visita guiada con cata a cuatro bodegas boutique: El Legado, Cordano, CampoTinto (genial la picada en la Casona) y Familia Irurtia.

En Carmelo se encuentra una de las primeras bodegas del país, un casco de estancia original de 1909 que fundó Juan de Narbona. La degustación guiada nos permite conocer los antiguos métodos de vinificación, a la vez que activa todos los sentidos para probar los vinos de producción propia de Finca Narbona, tintos de personalidad única. La cosecha es a mano y la elaboración es limitada para garantizar la calidad sobre la cantidad. El wine lodge tiene habitaciones con nombres de uvas y su restaurante está montado en un viejo almacén de ramos generales. ¿El mejor momento para ir? La vendimia, con chefs invitados en un fin de semana gourmet que también trae actividades en los viñedos con la enóloga de la bodega.

El escenario es perfecto para entrar en el ritmo de la campiña uruguaya. Nada más efectivo para bajar cinco cambios y sacarse el estrés que una estadía en un spa, la palabra mágica que para muchos es sinónimo de vacaciones. En Carmelo Resort, lo mejor es contratar el Detox Package con acceso ilimitado a Chandra Spa, cena saludable de tres pasos, jugos naturales, exfoliación y masaje. También hay piscina de dos cascadas y playa privada para disfrutar de su orilla apacible. Para recorrer el paisaje: bike tours, excursiones de pesca y travesías en kayak.

Viajes a Uruguay

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *